Carmen Garrido Ferrer

Creatividad, comunicación, habilidades sociales, innovación educativa, gestión emocional, coaching…


Deja un comentario

Innovación educativa en Murcia

Hace unos día finalicé el programa de Inteligencias Múltiples y Aprendizaje Cooperativo que venía desarrollando en el CEIP Juan Navarro de La Hoya (Lorca) durante el último trimestre.

Cuando se pusieron en contacto conmigo desde el Centro de Profesores y Recursos de Murcia (CPR) para decirme que en el colegio de La Hoya de Lorca querían un programa con esta temática inmediatamente me metí en internet para averiguar más cosas sobre este colegio. Y me encontré con que, a pesar de ser un centro público situado en un pequeño pueblo, aplican el programa de gestión del aula Siestta, habían recibido formación en creatividad, participan en el programa de jóvenes emprendedores EME del Info, en el que sus alumnos obtuvieron un premio a la creatividad y la innovación… ¿Un centro público, pequeño, con profesores que apuestan por la creatividad y la innovación educativa? Por supuesto que acepté el programa.

Y la verdad es que he disfrutado muchísimo con ellos. La asistencia, implicación y participación de los casi 40 profesores participantes ha sido extraordinaria. Han venido a las jornada con mente abierta y ganas de aprender cosas nuevas, han realizado todas las dinámicas y juegos como si estuvieran encarnando a sus propios alumnos, se han reído, compartido vivencias personales y disfrutado juntos…

No hay que perder de vista este colegio y a su inquieto equipo directivo (muchas gracias Juanfran y Yolanda por vuestras atenciones) porque ya están pensando en como continuar el camino que han iniciado organizando algo a nivel regional, y estoy segura que terminarán por convertirse en referentes en muchos aspectos del cambio en la educación.

Comparto algunos de los momentos vividos a lo largo de estos meses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


3 comentarios

Un adiós a Forem

Aulas de formación en el Polígono de San Ginés

Aulas de formación en el Polígono de San Ginés

Hoy he ido a entregar la documentación del curso de Dirección de equipos y Coaching que terminé la semana pasada y quiero compartir con vosotros algunas reflexiones, ya que esta edición ha sido especial para mí por dos motivos:

El primero porque me he encontrado un grupo extraordinario, cuyos integrantes eran, son, personas con unas enormes ganas de conocerse a sí mismas y trabajar en su desarrollo, con una gran generosidad para compartir y capacidad para interiorizar todo lo que, a lo largo de las sesiones, hemos ido viendo.  El curso se me ha quedado corto corto, y eso que este era de 40 horas. Con gusto lo hubiera alargado un par de semanas.

El segundo motivo que hace esta edición especial es porque se trata del último curso que imparto con Forem, ya que a partir del 31 de marzo, igual que les ocurrirá a otras entidades, cierra sus puertas. Siempre que se cierra un centro de formación, independientemente de que yo trabajara o no en él, es una mala noticia, y esta lo es para la formación en la Región. El cierre no está provocado por una mala gestión o por falta de oferta formativa, sino por una decisión política nacional, devenida, en mi opinión, por los escándalos que en otras comunidades autónomas han acompañado a la gestión de la formación y que en la nuestra ha provocado que paguen justos por pecadores.

Porque, por lo menos en Forem Murcia, conmigo las cosas siempre se han hecho “como toca”, sin invenciones, desvíos y chanchullos varios, tan comunes en otros sitios. El trato para los formadores ha sido fantástico, han intentado dar respuesta en la medida de sus posibilidades a nuestras necesidades, la gestión no ha tenido pega, y en cuanto a los asistentes, he visto como han intentado facilitarles al máximo su participación. Puedo decir que nos hemos sentido como en casa.

Todo esto ha sido posible porque detrás hay un grupo de personas estupendo, las dos Cármenes, Antonio, Mikel e Iván. No me olvido de Lydia, por ella pasé a formar parte de este gran equipo y se lo agradezco enormemente. Espero, no, estoy totalmente segura, que su siguiente etapa profesional va a resultar positiva y que engrandecerán el lugar al que vayan.

Por último, quiero compartir algunas fotografías que reflejen momentos pasados con todas aquellas personas que a lo largo de estos años he conocido en los cursos. Lamento no tener fotos de todas las ediciones y que algunas no tengan buena calidad, si consigo hacerme con más las incorporaré. Las personas que han participado en estos cursos son especiales, de las que he aprendido, han aportado lo mejor que tenían y me han ayudado a crecer como facilitadora.

Muchas gracias por hacer de mi trabajo algo tan gratificante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes de Coaching y Mentoring

Deja un comentario

Hace unos días ha finalizado la última edición del curso de Coaching y Mentoring que imparto periódicamente para Forem.

Comparto con vosotros algunos momentos del curso

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Espero que todos disfrutaran como lo hago yo.

Nos vemos en la próxima

This gallery contains 13 photos


2 comentarios

Todo un éxito la gestión del fracaso

El pasado jueves tuvo lugar la clausura del curso de Gestión del fracaso organizado por la Universidad del Mar.

Como bien decía el coordinador del curso, el profesor Rafael Rabadán, ha sido la primera edición de un curso innovador, pues solo en alguna ocasión se ha tratado el fracaso de esta forma.  Paradógicamente estamos ante un tema clave en el afrontamiento de las distintas situaciones vitales con las que nos encontramos a lo largo de los años. De la manera en que nosotros evaluemos las dificultades, dependerá en gran medida lo preparados que nos sintamos ante nuevos retos.

conociéndonos mejor

conociéndonos mejor

A lo largo de las diferentes ponencias se trataron aspectos como nuestra capacidad de resiliencia, una visión creativa de los problemas, el mantenimiento del espíritu emprendedor o la búsqueda de nuestros talentos y potencialidades para impulsar nuestros límites cada vez más lejos.

A pesar de la gran diversidad de enfoques, lo que, en mi opinión, enriqueció bastante la visión, planeaba un elemento en común, la idea de fracaso como punto de partida, como fase dentro de un aprendizaje, como elemento imprescindible de crecimiento personal y como base para transformar los problemas y reveses en retos y oportunidades de cambio, haciendo nuestra la frase de Henry Ford

“El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia”

Los ponentes nos encontramos con un grupo heterogéneo, proveniente de diversos estudios y con distintos intereses, lo que no impidió que se constituyera como un gran equipo de trabajo en el que compartir aspectos personales, experiencias y aprendizajes, demostrando una vez más que, más que un problema a gestionar, la diversidad es una variable enriquecedora.

Me queda por último agradecer al organizador la confianza depositada en todos los que configuramos el claustro docente, su apuesta por un curso con una temática tan innovadora y su implicación a lo largo de los días, consiguiendo que tanto alumnos como facilitadores nos sintiéramos como en casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.